Comida tradicional del estado de hidalgo

COMIDA TRADICIONAL

DEL ESTADO DE HIDLAGO

 

Influencia Otomí

La etnia otomí asentada en hidalgo, en el centro de méxico, conserva su cultura culinaria con platillos elaborados a base de una amplia variedad de flora y fauna de la zona, en donde "todo lo que corre y vuela... Va a la cazuela".
Las mujeres otomíes, que aún hablan su lengua hñahñú, aprendieron de sus antepasadas a "convivir con las bondades de la naturaleza en una zona semidesértica donde lo que corre y vuela... Va a la cazuela", dijo una cocinera, ataviada con la típica vestimenta de manta bordada con figuras geométricas en colores durante una de las fiestas mas esperadas del año en Santiago de Anaya donde año con año, las mujeres del pueblo concursan en una muestra gastronómica por la elaboración al mejor platillo.
El origen de esta etnia y de su asentamiento en el centro de Mexico, ha sido motivo de diversas controversias debido a la falta de fuentes y a lo contradictorio de las que se conocen. Al respecto, existen al menos tres corrientes, la primera que los relaciona con la cultura olmeca, la segunda que los identifica con la llamada civilización arcaica y la tercera que los confunde con los chichimecas nomadas y cazadores.
Cualquiera que sea su origen o precedencia, el caso es que el grupo otomí o hñahñu( gentilicio empleado por ellos mismos en su idioma y de significado “el de habla nasal”)se estableció dentro del estado de Hidalgo y parte de otros estados considerándose la ciudad de Xilotepec el primer gran centro político otomí.
Los rasgos culturales mas importantes del pueblo otomí, se manifestaron en el terreno de la religión y el idioma, así como en su cocina, uniendo su religión con esta al ser para ellos tan representativos entre sus dioses ciertos alimentos como el maguey y su deidad “Mayaguel” asi como el dios del pulque “Yudo”.

El “pulque”( liquido obtenido de la planta del maguey) bebida representativa y de gran importancia en estas regiones donde es latente la falta de agua por la casi nula existencia de ríos o manantiales.
Asi también rendían culto a “Yocipa” su dios de la caceria, actividad importante para la existencia otomí asi como su sustento.
La variedad de comida va desde el pipián (una versión del mole) en pepita de calabaza, a la torta de nopal capeado y hasta la flor de sábila (aloe) con camarón.

 

Imagenes de platillos Platillos El pulque